3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 13-2017

apostol
José Rodriguez
March 27, 2017

Estudio de crecimiento 13-2017

Salmos 119:107 dice “… Vivifícame, oh Jehová, conforme a tu palabra.” Vivificar significa recibir fuerza de adentro hacia afuera. La Palabra de Dios es vida, y esa vida (la vida de la Palabra de Dios) nos hace vivir, nos fortalece y nos hace ser productivos.

¿Sabe lo que puede pasar en una persona, un hogar o un negocio, que estudia la Palabra de Dios? El éxito, la sanidad y la salvación esta basado en la Palabra de Dios. Si queremos que nuestra vida, hogar o negocio, sea próspero (libre de contienda, dudas, frustraciones, engaño) debemos estudiar la Palabra de Dios. Cuando nosotros empecemos a estudiar la Palabra en nuestros hogares el espíritu de mentira, de enfermedad, de ruina se va a ir de nuestra casa. Quien nos impide reunimos como familia a estudiar la Palabra de Dios es Satanás, poniéndonos hacer cosas que son necesarias, pero nos mantienen ocupados y no nos dejan tomar un tiempo para estudiar la Palabra; porque el sabe que Dios envía su Palabra, y nos sana, y nos libra de toda ruina (Salmos 107:20). Cuando nos ponemos a estudiar la Palabra de Dios en la casa, creamos un ambiente divino en nuestro hogar.

No esperemos a que venga una desgracia, un problema o una dificultad para ponernos a estudiar la Palabra, no hay necesidad de eso! Metámonos bajo el abrigo del Altísimo y moremos bajo la sombra del Omnipotente, y veremos que caerán mil y diez mil a nuestra diestra, pero a nosotros (nuestra casa, familia, negocio) no nos va llegar la desgracia (Sal. 91:1,7). Evitemos desgracias, dedicándole tiempo a estudiar la Palabra de Dios.

¿Cuántos queremos hijos sanos, sabios y prósperos? ¿Cómo lo podemos lograr? Estudiando con ellos la Palabra de Dios. El mejor tesoro que tenemos y le podemos dar a nuestros hijos, es la Palabra de Dios. Salmos 119: 9-11 dice: “Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra. Con todo mi corazón te he buscado, no me dejes desviarme de tus mandamientos. En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti.”

Oremos: Yo recibo en mi mente y corazón la Palabra de Dios porque ella me da vida.

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>