3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 14-2019

apostol
José Rodriguez
April 3, 2019

Estudio de crecimiento 14-2019

Todos queremos tener noches gloriosas, en las cuales podamos dormir bien y descansar. ¿Cómo lo podemos lograr? Orando. En la Biblia encontramos un rey que oraba antes de dormir, el rey David.

Aprendamos con el rey David a orar, en el Salmos 25 el eleva una oración implorando dirección, perdón y protección. ¡Todos necesitamos dirección, perdón y protección! En este Salmo David reconoce su total dependencia de Dios, el dice: “A ti, oh Jehová levantaré mi alma.” ¿Cómo se levanta el  alma? ¡Orando! David continúa diciendo: “Dios mío, en ti confío; no sea yo avergonzado, no se alegren de mí mis enemigos.” Cuando vemos la palabra “enemigos”, pensamos en personas; pero nuestro peores enemigos son   nuestras actitudes, pensamientos, malos deseos, malas decisiones, etc. Además el salmista dice “Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido;” ¡Qué alivio es saber que nunca seremos confundidos   porque confiamos en Dios!  En los versículos 4-5, David hace una serie de peticiones: “Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; enséñame tus sendas. Encamíname en tu verdad, y enséñame,” David le decía a Dios: Enséñame, encamíname, muéstrame con quien debo hablar, que debo hacer, cual negocio debo hacer; como voy ha hacer con mi vida, mi familia, las situaciones que se me presentan; pero es al final del   versículo 5 donde nos da la clave para que podamos dormir tranquilos “Porque tú eres el Dios de mi salvación; en ti he esperado todo el día.” David oraba antes de dormir y le decía a Dios: “A ti acudo porque te tengo confianza, todo el día espero tu consejo”; pero se preparaba para descansar porque entendía que, si alguna situación había quedado inconclusa, Dios le iba a dar la solución, entonces el podía dormir tranquilo, y al otro día se despertaba revigorizado y exclamaba “Yo me acosté y dormí, y desperté, porque Jehová me sustentaba.” (Sal. 3:5)

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.