3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 17-2018

apostol
José Rodriguez
April 23, 2018

Estudio de crecimiento 17-2018

Hebreos 11 nos enseña que el reino de Dios solo se entiende por FE; la nueva vida en Cristo Jesús solo se vive por fe, por que por fe andamos y  vivimos (2a Cor. 5:7). Fe no son opiniones ni creencias, fe es CERTEZA y CONVICCIÓN (vs.1). Vivir en fe es vivir en Cristo, vivir sin fe es vivir en una religión. Vivir en fe no es vivir en lo que se ve con los ojos físicos, sino con los ojos espirituales. Por la fe alcanzamos buen testimonio (vs. 2), esto no quiere decir que somos perfectos, sino que nuestra fe nos ayuda a cambiar nuestro carácter, corregir nuestros errores, cambia nuestras debilidades en fortaleza y cambia nuestra duda en creencia. Sin fe nunca vamos a entender las grandes verdades contenidas en la Palabra de Dios (vs. 3), para entender por fe no podemos usar la mente (pensamientos) o el corazón (sentimientos), sino que tenemos que usar el espíritu. Por la fe ofrecemos ofrendas agradables a Dios (vs. 4). Por la fe  agradamos a Dios y somos recompensados (vs. 5-6). Por la fe salvamos nuestra familia (vs. 7); cuando hacemos nuestro estudio bíblico familiar cada semana, estamos poniendo en acción nuestra fe y esa fe en acción es la que puede salvar nuestra familia y cambiar nuestra ciudad — HOGARES SANOS, ESCUELAS SEGURAS —. Fe es hacer cosas que nunca antes hemos realizado y logramos cosas que nunca hemos logrado, por la fe podemos lograr cosas extraordinarias (vs. 8-12). Cuando vivimos en fe, Dios no se avergüenza de llamarse nuestro Dios y nos ha preparado una ciudad (vs. 16). “… que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones, apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerza de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros.” (vs. 33-34), todo esto fue logrado por la fe.

No permitamos que las mentiras de las personas, o las circunstancias que nos rodean, nos disminuyan o destruyan nuestra fe en Dios, porque sin fe es imposible agradar a Dios (Heb. 11:6)., pero hay que poner nuestra fe en acción, porque sino es una fe muerta (Stg. 2:17).

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.

Leave a Reply