3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 20-2018

apostol
José Rodriguez
May 14, 2018

Estudio de crecimiento 20-2018

El diablo quiere quitarnos la fe en Dios; a él no le importa tanto quitarnos la salud, ni el dinero, sino quitarnos la fe, porque si nos roba la fe, nos quita todo.

La duda es la puerta a la incredulidad, y la incredulidad lleva al miedo, y el miedo paraliza. ¡Toda persona que esta aquí sea llena de fe!

El Salmos 144:1 nos dice: “Bendito sea Jehová, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla, y mis dedos para guerra.” Constantemente tenemos batalla en nuestra mente (pensamientos de derrota) y guerra en nuestro corazón (sentimientos de culpa e inferioridad), pero la Palabra de Dios me dice que mi Padre Jehová adiestra mis manos para la batalla y mis dedos para la guerra, ¿Cómo sucede el adiestramiento? Sembrando la Palabra de Dios en nuestra mente y corazón.

En 1 de Corintios 2:16 nos dice que “nosotros tenemos la mente de Cristo.”  Sembremos esta semilla en nuestra mente. Ahora sembremos una semilla en nuestro corazón, Filipenses 4:19 nos dice: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” Ahora vivifiquemos nuestra fe, en Gálatas 2:20 nos dice “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas  Cristo vive en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.” Sembremos constantemente la Palabra de Dios para que podamos ser victoriosos en cada batalla en nuestra mente y cada guerra en nuestro corazón. El Salmo 1 nos dice que el varón, y mujer, que medita (siembra) en la Palabra de Dios es como un árbol plantado junto a corrientes de agua, que es fructífero y todo lo que hace prospera.

Es imperativo que sembremos la Palabra de Dios en nuestra mente y corazón, porque el corazón es engañoso y perverso (Jer. 17:9), porque del corazón salen malos pensamientos, adulterios, fornicaciones, homicidios, hurtos, avaricias, maldades, engaño, lascivia, envidia, maledicencias, soberbia e insensatez (Mr. 7:21-22). Pero gloria a Dios que somos adiestrados para la batalla y la guerra, sembrando Su Palabra en nuestra mente y corazón.

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.

Leave a Reply