3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 20-2019

apostol
José Rodriguez
May 13, 2019

Estudio de crecimiento 20-2019

“Me hizo volver luego a la entrada de la casa; y he aquí aguas que salían de debajo del umbral de la casa hacia el oriente; porque la fachada de la casa estaba al  oriente, y las aguas descendían de debajo, hacia el lado derecho de la casa, al sur del altar. Y me sacó por el camino de la puerta del norte, y me hizo dar la vuelta por el camino exterior, fuera de la puerta, al camino de la que mira al oriente; y vi que las aguas salían del lado derecho. Y salió el varón hacia el  oriente, llevando un  cordel en su mano; y midió mil codos, y me hizo pasar por las aguas hasta los tobillos. Midió otros mil, y me hizo pasar por las aguas  hasta las rodillas. Midió luego otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta los lomos. Midió otros mil, y era ya un río que yo no podía pasar, porque las aguas habían crecido de manera que el río no se podía pasar sino a nado.” Ez. 47:1-5

Hoy iniciamos una serie de cuatro estudios que nos ayudaran a avanzar; a no estancarnos. Este pasaje en Ezequiel nos muestra como el profeta paso por un proceso donde fue llevado desde tierra seca hasta aguas que solo se podían pasar nadando. Es maravilloso pasar de una vida estéril, improductiva, apática, fría, quejumbrosa, sin compromiso; a una vida donde vamos a entrar en el  fuego del  Espíritu Santo y vamos a ver cosas gloriosas.

Ezequiel fue llevado por diferentes niveles de crecimiento; esa es la vida del creyente vamos avanzando, creciendo, desarrollándonos. Hoy Dios nos esta sacando del lugar seco para llevarnos al siguiente nivel; estamos caminando hacia la bendición, no nos quedaremos estancados.

Ezequiel fue llevado hasta que el agua le llegó a los tobillos, en esa profundidad no se puede nadar, lo único que puede mojarse son los pies. Es un nivel superficial donde no hay compromiso, donde no se encuentra nada; por eso Jesús le dijo a Pedro: “Boga mar adentro” (Lc. 5:4), porque en la profundidad es donde hay abundancia, y allá nos quiere llevar Dios. No nos estanquemos, avancemos ¡Vamos por Más!

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.