3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 22-2019

apostol
José Rodriguez
June 5, 2019

Estudio de crecimiento 22-2019

“…Midió luego otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta los lomos.” Ez. 47:4b

Esta porción está mostrando el crecimiento en el rio del Espíritu de Dios, y esto nos habla de compromiso, no con los hombres, sino con Dios. Si eres una persona que solo vienes a la Iglesia los domingos, quiere decir que estas mirando al rio desde lejos, esto declara que no estas comprometido con Dios. Aquí aprenderemos a que debemos entrar al rio de Dios hasta que el agua nos llegue hasta los lomos, y este conocimiento debemos ponerlo en practica para que halla cambios en nuestra vida.

El rio del Espíritu de Dios nos habla de niveles en donde usted se compromete a crecer, es donde usted se mete para que Dios lo use. La pregunta seria: ¿En qué nivel cree  usted que está caminando en el río de Dios ahora? Esto depende hasta donde usted ha querido entrar en el río. La decisión es suya.

En Juan 5:1-9, nos habla de un estanque estaba cerca de la puerta de la Ovejas, donde había una multitud de enfermos. Había un hombre que pasó 38 años esperando que alguien lo ayudara a entrar al estanque cuando se moviera el agua, esperando un golpe de suerte, se quedó allí dando lastima. Nunca hizo nada por sí mismo. ¿Cuánto tiempo ha estado usted al lado del estanque? El estanque es una creación humana, el río es creación de Dios; hay gente que confía mas en lo que hacen los hombres que en lo que hace Dios. En el estanque usted tiene el control, en el río no, Dios controla. El estanque no produce vida, el río si. Cuando usted está metido en el río, usted comienza a producir vida en  todo aquello que esta muerto (relaciones familiares, matrimonio, finanzas, etc). Los estanques no le llevan a ninguna parte, los ríos están conectados unos con otros y le   llevan a muchos lugares. En los estanques el agua se corrompe, se apesta, el agua del rio nunca, siempre esta fresca. Usted no puede beber agua del estanque, pero si puede beber agua del rio. Hay respaldo de Dios cuando usted se mete al río; ¡Aburrase de estar sentado al lado del estanque! No se quede solo con el conocimiento, practique lo aprendido para que Dios haga lo que ha prometido que hará con usted y su familia. ¡Tienes que meterte en el río! ¡Vamos por mas!

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.