3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 27-2019

apostol
José Rodriguez
July 3, 2019

Estudio de crecimiento 27-2019

Durante este mes hemos estado aprendiendo que, como hijos de Dios y ciudadanos del Reino de los Cielos, no COMPETIMOS, sino que COMPARTIMOS. Sin embargo, aunque no somos COMPETITIVOS, si somos ¡COMPETENTES!

Hay una diferencia muy grande entre ser competitivo y ser competente.

1.- El competitivo lucha por sobresalir frente a los demás, buscando reconocimiento, elogio y aceptación; mientras que el competente busca dar su mejor esfuerzo para que el reino de Dios avance y la gloria sea dada a nuestro Señor Jeucristo. El competente tine una sana autoestima (Ro. 12:3).

2.- El competitivo ve a las personas que le rodean como rivales, no los considera aptos para trabajar con ellos en un mismo objetivo; el  competente ve a las demás personas como compañeros y que, unidos, pueden lograr el objetivo con mejores resultados. El competente busca la armonía. (Sal. 133)

3.- El competitivo es egoísta, ve su entorno y quienes le rodean como recurso que le pueden beneficiar en el alcance de su éxito; mientras que el competente busca como ser mejor para beneficiar su entorno y a quienes lo rodean, entiende que su éxito será mas satisfactorio si lo comparte con quien lo rodea. El competente sabe que su competencia no viene de él, sino de Dios (2 Cor. 3:5)

4.- La única estrategia para el éxito que tiene el competitivo es GANAR; mientras que el competente procura aumentar su conocimiento (Pr. 4:7-9), aprender nuevas formas de realizar sus funciones (1 P. 3:15) y prever, para solucionar, cualquier contratiempo para el avance.

Amados, los hijos de Dios, no COMPETIMOS, COMPARTIMOS. Nosotros no somos COMPETITIVOS, somos COMPETENTES ¡Vamos por más!

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.