3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 33-2018

apostol
José Rodriguez
August 13, 2018

Estudio de crecimiento 33-2018

Constantemente oímos que el padre de la familia (o la  madre) es la “cabeza del hogar” pero, ¿qué significa ser la cabeza del hogar, realmente? Analicémoslo a la luz de Deuteronomio 6:1-9 (leámoslo en la Biblia).

1. Ser maestro. Dios nos dice a los padres que debemos enseñar la Palabra a nuestros hijos en la casa, en el camino, y al acostarnos y al levantarnos. Los padres somos los que debemos enseñar a nuestros hijos buenos hábitos, responsabilidad, como dar y adorar. Los padres tenemos la responsabilidad de educar a nuestros hijos, no debemos entregársela a los maestros de la escuela; la escuela esta para informar, pero la educación de los hijos es responsabilidad y  privilegio de los padres.

2. Ser cultivador. Los padres tenemos el respaldo de Dios, el privilegio y la responsabilidad de hacer que el hogar crezca y produzca. Todo padre tiene la habilidad y el apoyo de Dios para hacer que todo lo que  tiene en su hogar sea productivo, fructífero y se desarrolle. Todo padre es una fuente de fruto y productividad.

3. Ser proveedor. No nos estamos refiriendo solo a proveer económicamente, eso solo es el 10% de la provisión que, como padres, debemos dar a nuestros hijos. Los padres somos proveedores de vida espiritual para nuestra familia, debemos proveer oración, lectura de la Palabra, proveedor de ejemplo de ser cristiano: honestidad, responsabilidad, veracidad, etc.

4. Ser protector. Los padres tenemos el apoyo de Dios  para proteger nuestro hogar, proteger la mente  y el corazón de sus hijos declarando la Palabra de Dios sobre ellos. En Salmos 112:2 Dios nos dice que nuestros hijos son poderosos en la tierra, porque nosotros, los padres, tememos a Jehová y nos deleitamos en Su Palabra; nosotros no tenemos hijos débiles, nuestros hijos son poderosos. Así es como protegemos a nuestros hijos declarando y practicando la Palabra de Dios delante de ellos como ejemplo. Que bueno cuando un hijo ve a sus padres orando, leyendo la Palabra e involucrándose en el servicio de la obra de Dios, es el mejor legado que le puede dejar. ¡Como flechas en manos del valiente así son los hijos en manos de unos buenos padres!

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>