3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 46-2019

apostol
José Rodriguez
November 11, 2019

Estudio de crecimiento 46-2019

La palabra salvación, tanto en el diccionario como teológicamente, significa “liberado de”. Cuando el pueblo hebreo estaba esclavizado en Egipto, ellos   clamaban por “salvación”, lo que ellos estaban clamando era por “liberación de la esclavitud” (Ex. 2:23-25).

Dios nos ha liberado de tantas cosas: vicios, odios, suicidio, enfermedades, destrucción familiar, muerte, pandillas, depresión, ansiedad, etc., y nos ha liberado para que liberemos a otros, por eso es necesario que prediquemos el mensaje de salvación.

Muchas veces cuando estamos tratando que nuestra familia, amistades, vecinos o las personas que nos rodean, nos sentimos solos en nuestro esfuerzo por salvarles; pero no estamos solos, tenemos de nuestro lado a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, somos parte de un equipo de salvación.

En la iglesia, nuestra familia espiritual, tenemos la colaboración de diferentes ministerios: Discipulado, Colegio Bíblico, Encuentro de Damas, Encuentro de Varones, Servicios Juveniles, Iglesia de los Niños, Ministerio de alabanza, etc., ¡Todos nos unimos para salvar a las personas!

Todos conocemos a alguien que esta atado a algo, como nosotros estábamos antes. La Biblia nos dice en Proverbios 3:16  “Largura de días está en su mano derecha; en su izquierda, riquezas y honra”; quien esta atado no puede creerlo y vive en miseria, deshonra, depresión y ansiedad. Hechos 3:1-10 nos muestra a una persona que no podía caminar, no podía entrar a la iglesia a adorar; quien esta atado no puede recibir la Palabra de vida, no puede creer que puede salir de las deudas, los vicios, el odio, etc. 2 Reyes 5 nos muestra a Naamán, quien esta enfermo de lepra; esto simboliza a quien tiene todo, pero a la vez no tiene nada; no puede disfrutar a su familia porque esta atado por la enfermedad. Pero hay esperanza para cada persona que esta atada, esa esperanza es Cristo Jesús. En Mateo 28:19-20, se nos enseña que nosotros podemos liberarlos predicándoles la Palabra de Dios. Somos parte de un gran equipo de salvación… ¡No estamos solos!

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.