3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 50-2018

apostol
José Rodriguez
December 13, 2018

Estudio de crecimiento 50-2018

Leamos en nuestra Biblia 2 Reyes 4:38-44 donde se nos relata un gran milagro en favor de los hijos de los profetas. El profeta Eliseo se encontraba en Gilgal, donde había una GRAN hambre, y los hijos de los profetas estaban con él. Eliseo le dice a su Criado “Pon una olla grande, y haz potaje para los hijos de los profetas.” Aunque había una GRAN hambre, el criado salió al campo a recoger hierbas, y halló unas calabazas silvestres; y volvió, y las cortó en la olla del potaje, pero no sabía que eran venenosas. Cuando sirvió para que comieran los hombres sucedió que comiendo ellos de aquel guisado, gritaron diciendo: !!Varón de Dios, hay muerte en esa olla! Y no lo pudieron comer. Eliseo entonces dijo: Traed harina. Y la esparció en la olla, y dijo: Da de comer a la gente. Y no hubo más mal en la olla. También llegó entonces un hombre de Baal-salisa, el cual trajo a Eliseo panes de primicias, veinte panes de cebada, y trigo nuevo en su espiga. Y Eliseo dijo: Da a la gente para que coma. Y respondió su sirviente: ¿Cómo pondré esto delante de cien hombres? Pero él volvió a decir: Da a la gente para que coma, porque así ha dicho Jehová: Comerán, y sobrará. Entonces el criado lo dio a los hombre, y comieron, y les sobró, conforme a la palabra de Jehová.

Aplicando ésta Palabra a nuestra vidas podemos decir que la olla grande es nuestra mente y corazón; debemos tener cuidado lo que metemos en ellos. Algunas veces metemos cosas venenosas: Malas noticias, malos pensamientos, pensamientos de derrota, chisme, pleitos, rencores, etc., pero gracias a Dios que la Palabra de Dios (harina) quita todo veneno que se haya infiltrado en nuestra vida, y podemos comer y ser alimentados con la bendita Palabra de Dios; comemos, somos saciados y sobra para que podamos bendecir a otros.

Ahora metamos la harina a nuestra olla para obtener un rico guiso que nos sustente: Jer. 33:1-3; Sal 65:1; Sal. 107:20; Ro. 10:8; Sal. 92:10-15

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.

Leave a Reply