3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 6-2019

apostol
José Rodriguez
February 4, 2019

Estudio de crecimiento 6-2019

En Juan 17 encontramos la oración que Jesús hizo por sus discípulos, antes de  morir en la cruz. “Estas cosas habló Jesús, levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti; como le has dado potestad sobre toda carne, para que de vida eterna a todos los que le diste. Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.” Jesús oró para que sus discípulos tuvieran un conocimiento experimental de Dios.

Conocimiento experimental es conocer la Palabra de Dios, pero no solo mentalmente, sino que, también, experimentarla en nuestras vidas (practicarla). Ejemplifiquemos lo dicho anteriormente, para tener un concepto mas claro de que es el conocimiento experimental. En Mateo 14:22-29 vemos Jesús hizo que sus discípulos entraran en una barca y se fueran a la otra ribera del Mar de Galilea, entre tanto que él despedía a la multitud. Cuando la gente se fue el subió al monte a orar y allí se quedo hasta que se hizo de noche; mientras tanto la barca donde iban los discípulos estaba en medio del mar, donde era azotada por las olas porque navegaban en contra del viento. Cuando llegó la cuarta vigilia (3:00-6:00am) Jesús vino a sus discípulos andando en el mar, y cuando ellos lo vieron se asustaron, pensando que era un fantasma. Jesús los calmó, entonces Pedro le dice a Jesús: “Señor, si eres tu, manda que yo vaya a ti sobre las aguas.” Jesús le dice ven, y Pedro salió de la barca y caminó sobre las aguas. Aquí es donde vemos el conocimiento experimental que tuvo Pedro, él entendió que en el poder de la palabra de Jesús, él podía pasar de los natural (la barca) a los sobrenatural (caminar sobre las aguas). Por lo general, cuando leemos este pasaje, vemos el gran milagro de que Pedro caminó sobre las agua; pero ignoramos o pasamos por alto, el conocimiento experimental que Pedro obtuvo cuando  el exclamó “manda”. Jesús no solo oró por sus discípulos de ese tiempo; sino que, también, oró por nosotros, sus discípulos de la actualidad (Jn. 17:20), para que también tuviéramos ese conocimiento experimental, y viéramos ocurrir milagros gloriosos en nosotros y a través de nosotros ¿Qué nos está deteniendo de decirle a Jesús, manda? 

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.

Leave a Reply