3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 9-2020

apostol
José Rodriguez
March 4, 2020

Estudio de crecimiento 9-2020

“Aconteció que cuando terminó Jesús estas parábolas, se fue de allí. Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que se maravillaban, y decían: ¿De dónde  tiene éste esta sabiduría y estos milagros? ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues,  tiene éste  todas estas cosas? Y se escandalizaban de él. Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa. Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos.” Mateo 13:53-58

Así como la honra trae beneficio a nuestra vida, también la falta de honra trae consecuencias devastadoras. La lectura anterior nos enseña que en Nazareth Jesús no pudo hacer MUCHOS MILAGROS; podemos inferir que la intención de Jesús, al regresar a su lugar de crianza, era bendecirles haciendo milagros poderosos, como lo había hecho en otras partes, pero debido a la incredulidad causada por la falta de   honra, solo sano a unos pocos enfermos (Mr. 6:4-6).

Nuestro Padre nos ha dado grandes promesas en su Palabra, para obtenerlas el solo nos pide que le honremos. Al darle el primer lugar a Dios en nnuestro corazón, Dios nos da la posicion original en la tierra, una posición de honra (Pr. 3:9-10; 1 S. 2:30b). La Biblia nos enseña que debemos honrar a Dios por sobre todo, pero también que debemos honrar a otras personas y, al honrarlas, estamos honrando a Dios. Cada vez que damos honra, recibimos beneficios. Dios nos manda que  honremos: 1.– Nuestros padres terrenales (Ex. 20:12; Dt. 5:16; Ef. 6:2-3). 2.– Nuestros padres espirituales (Heb. 13:17).  3.– Nuestros hermanos en la fe (1 Tim. 5:17; 1 Pedro 2:17). 4.– Para Dios es tan importante la honra, que la considera una deuda. Romanos 13:7 nos dice “Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.”

¡Honremos a Dios con nuestra primicia, demostrémosle que tenemos fe en que el va a cumplir con sus promesas, y veremos esas promesas haciéndose realidad en nuestra vida!

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.