3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 4-2018

apostol
José Rodriguez
January 22, 2018

Estudio de crecimiento 4-2018

¿A usted le gustaría tomar a Dios en cuenta en las decisiones de su vida? En Proverbios 3:5 nos dice “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.” ¡Cuidado! La Biblia nos dice que tenemos prudencia (pensamientos, sentimientos), pero que no debemos basarnos en nuestra prudencia para tomar decisiones. “Fíate” significa confiar en Dios, tener fe en Dios; el hecho que no veamos la respuesta o solución a nuestra situación, no quiere decir que Dios no esta trabajando. Lo que tenemos que hacer es creer y confiar en Dios y no apoyarnos en nuestra propia prudencia. No le estoy diciendo que seamos imprudentes, sino que confiemos mas en Dios. Veamos un ejemplo: Genesis 26 nos relata que en tiempo de Isaac hubo un gran hambre, e Isaac podía solucionar su situación mudándose a Egipto; sin embargo Dios le dijo que no fuera a Egipto, sino que  fuera a la tierra que él le iba a mostrar. Isaac confió en Dios (aunque parecía una imprudencia), le obedeció, y el resultado fue que “…sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año, ciento por uno; y le bendijo Jehová. El varón se enriqueció, y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso.” (vs. 12,13)

Ahora veamos Proverbios 3:6 “Reconócelo en todos tu caminos, Y el enderezara tus veredas.” La Biblia nos esta diciendo que incluyamos a Dios en nuestra vida, casa, pensamientos, deseos, trabajo, empresa, salud, etc., porque si incluimos a Dios en cada área de nuestra vida, entonces las metas y objetivos se van a cumplir. El versículo 7 nos dice “No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal.” A medida que nosotros mas temamos (respetemos) a Dios, vamos a obtener mas sabiduría, y Dios nos va a dar la fuerza para que nos apartemos del mal. Cuando pongamos en practica estos consejos serán medicina a nuestro cuerpo.

Los versículos 9 y 10, nos enseñan que cuando honramos a Dios con nuestros bienes y primicias, desatamos para nuestra vida sobreabundancia. La palabra primicia en hebreo significa “las promesas por venir”, cuando honramos a Dios con nuestras primicias, estamos desatando las promesas futuras en nuestra vida; por el contrario cuando no lo honramos con nuestra primicias estamos deteniendo las bendiciones futuras.

Incluyamos a Dios en nuestros planes, Dios quiere bendecirlos; pero lo hará cuando nosotros apliquemos los principios que él nos enseña en su Palabra.

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.

Leave a Reply