3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 5-2017

apostol
José Rodriguez
January 30, 2017

Estudio de crecimiento 5-2017

¡Estamos en la temporada de la primicias y tiempo de conquista! Durante éste tiempo estamos aprendiendo como lograr la conquista. Ahora sabemos que la receta para la conquista tiene varios ingredientes. Uno es pedir como conviene, dejando al Espíritu Santo interceder por nosotros con gemidos indecibles, hablando en lenguas (Ro. 8:26); otro ingrediente es reconociendo al Jehová  como el Señor de nuestras finanzas, pagando el diezmo (Gen. 28:20-22); hoy vamos a ver el tercer ingrediente para la conquista “nuestra obediencia” en la lectura bíblica diaria en el  hogar. Josué 8:34-35 dice: “Después de esto, (Josué) leyó  todas las palabra de la ley, las bendiciones y las maldiciones, conforme a todo lo que esta escrito en el libro de la ley. No hubo palabra alguna de todo cuanto mandó Moisés, que Josué no hiciese leer delante de toda la congregación de Israel, y de las mujeres, de los niños, y de los extranjeros que moraban entre ellos.”  Mamá, Papá ¿Estas haciendo a tus hijos leer la Biblia en casa? ¿Qué esta entrando en el corazón de ellos, bendiciones o maldiciones? Lee Deuteronomio 11:29, encontraras dos tipos de actitudes,  la que valora y quiere la bendición de Dios (lee la Biblia y asiste a la iglesia) y la que ignora y menosprecia la Palabra de Dios y su obra.

¿Cuáles son las palabra que Moisés le mando a Josué que leyera delante de toda la congregación, con los hombres, las mujeres, los niños y los extranjeros? Por favor tomen su Biblia y lean Deuteronomio 28:1-68; participen todos en la lectura, lean poco a poco cada texto y reciban luz y revelación divina de las bendiciones de Dios. Todo este grupo será bendecido e iluminado al pronunciar las bendiciones encontradas en Deuteronomio 28:1-14; será corregido al pronunciar las maldiciones que declara Deuteronomio 27:11-26 y se evitará las consecuencias de la desobediencia al pronunciar y declarar lo que dice  Deuteronomio 28:15-68. ¡Que riqueza obtenemos para vivir una vida triunfante y libre de desgracias! ¡Vamos, leamos la Palabra de Dios!

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.

Leave a Reply