3030 Dickerson Pk, Nashville Tn. 37207. Tel. (615) 262-2511 / (615) 238-4132.

Estudio de crecimiento 6-2018

apostol
José Rodriguez
February 5, 2018

Estudio de crecimiento 6-2018

Vamos a traer la bendición de Dios para nuestra familia! Leamos el Salmos 112. “Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, y en sus mandamientos se deleita en gran manera. Su descendencia será poderosa en la tierra; la generación de los rectos será bendita.” Veamos los hijos que vamos a tener, poderosos, benditos, no se vana a perder ni a extraviar. Ahora veamos que sucede con este hombre que teme a Jehová, “Bienes y riquezas hay en su casa,  y su justicia permanece para siempre. Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos; es clemente, misericordioso y justo.” Todo eso es el hombre que teme a Jehová y toma la Biblia y se pone a leerla durante el día, se deleita en Jehová, deleitarse en Jehová es sacar tiempo para leer la Biblia todos los días. Ese hombre tiene fruto: bienes, riquezas, descendencia poderosa, generación de reino. Dios no nos dio hijos para que estén presos en una cárcel o enfermos en un hospital. “El hombre de bien tiene misericordia, y presta; gobierna sus asuntos con juicio” Juicio, inteligencia divina; sus relaciones personales y su dinero los gobierna con juicio; no malgasta su dinero ni su tiempo, sino que los invierte y al invertir verá cosecha; cuando diezmamos, pactamos, ofrendamos y damos primicias, estamos invirtiendo, lo que le damos a Dios no es malgasto, es inversión y vienen frutos abundantes. “Por lo cual no resbalará jamás; en memoria  eterna será el justo. No tendrá temor de malas noticias; su corazón está firme, confiado en Jehová.” Nosotros somos de Dios, no tenemos temor de malas noticias; en nuestro corazón hay firmeza, confianza, paz y seguridad. “Asegurado está su corazón; no temerá, hasta que vea en sus enemigos su deseo. Reparte, da a los pobres; su justicia permanece para siempre; su poder será exaltado en gloria. Lo verá el impío y se irritará; crujirá los dientes, y se consumirá. El deseo de los impíos perecerá.”

Oremos: “Padre Jehová, toda palabra de maldición sobre mi vida, queda anulada ahora; se rompe ahora toda mala costumbre, todo mal principio; todo espíritu demoniaco se va de mi vida; toda mala influencia sea de pueblo, familia o amigos, queda rota; se rompe toda palabra negativa que haya sido mencionada en  publico o en oculto contra mi vida; toda maldición contra Israel queda destruida; toda palabra en contra de Tennessee queda anulada, en el nombre de Jesús, Amén.”

Puedes descargar este estudio dando click en la parte superior derecha de esta publicación.

Leave a Reply